The Harvest by Morillas
ENG

La alquimia de la atracción

El lujo en el punto de mira

De lo material a lo experiencial

El perdurable atractivo del lujo se remonta hasta tan lejos como el interés permite explorar. El lujo siempre ha ejercido una poderosa fascinación. La alquimia de esta atracción es tan fuerte que dura para siempre.

A lo largo del tiempo la percepción del lujo ha ido cambiando y con ella las empresas y las marcas han tenido que adaptarse, navegando por los mares de una industria oscilante. Aunque los barcos estén bien amarrados en el puerto, no es para estar amarrados para lo que están construidos. Solo las marcas de éxito se atreven a zarpar. Mientras estas avanzan, otras marcas luchan contra fuertes vientos en contra y corrientes casi imperceptibles. A medida que las mareas cambian, adaptarse es crucial.

La economía mundial y el sector del lujo están sujetos a las corrientes geopolíticas por lo que es vital estar preparado para el próximo cambio cultural. La convención social de lo que es el lujo se está transformando. Mientras que antes el lujo se regía por la acumulación de bienes y la exhibición de opulencia, ahora está virando de lo material a lo experiencial.

Las preferencias del consumidor se han alterado y hoy el foco está menos en visibilizar la riqueza y más en señalar lo que es significativo. Las experiencias únicas e insólitas ganan terreno a la ostentación. Con el crecimiento del interés de los consumidores por el origen de los productos y su impacto en el medioambiente, emerge el “lujo sostenible”, que ofrece una nueva variedad de oportunidades a las marcas. El consumo conspicuo se está convirtiendo en consumo consciente.

El crecimiento del sector del lujo es constante pero lento. Estudios mundiales prevén que habrá alrededor de 440 millones de consumidores de bienes y servicios de lujo en 2020. En el mismo año 2020, el aumento previsto del gasto actual en un 20%, hará que los ingresos mundiales de los consumidores superen el billón de dólares

Delante de un panorama económico y tecnológico en desarrollo constante, la agilidad es clave. Los actores principales del sector del lujo deben evolucionar junto con la definición actual del lujo.