The Harvest by Morillas
ENG

¿Qué es el lujo?

Espacio, luz, tiempo. Para Bèla Adler, eso es lujo.

Bèla Adler

Durante años Bèla Adler ha sido una de las fotógrafas de moda y publicidad más solicitadas. Junto con su compañero Salvador Fresneda, fundaron el estudio AdlerFresneda con el que han conseguido crear un sobrecogedor portfolio. Su obra ha aparecido en las portadas de las revistas y las “biblias de estilo” más influyentes.

¿En qué piensas cuando te viene a la cabeza la palabra lujo?

Pienso en espacio. Espacio, luz, tiempo. Para mí, eso es lujo.

En cierto modo, el lujo puede ser peyorativo porque para muchas personas representa poder ir a lugares donde todo es ... brillante. Por eso, para mí, el lujo es un espacio que consigue hacerte sentir humano. Donde te sientes bien, te sientes tú mismo. No es falso.  El lujo también tiene que ver con el trabajo. Que te apasione tu trabajo es un lujo.
No se trata de tener materiales u objetos, sino de lo que haces con tu vida. Es un lujo tener tiempo y hacer lo que realmente quieres hacer.

La mayoría de nosotros no hacemos lo que deberíamos hacer ... trabajamos para ganar dinero o por arribismo. Al menos, eso es lo que el sistema promueve con relación al lujo, más cantidad que calidad. Para mí, la calidad es un lujo. En lo que sea…en lo que comemos. En todo.

“La gente busca cosas hechas con amor.”

STRADIVARIUS model: Demy de Vries art direction: David Simarro, styling: Jorge Suanzes and Sonia Peña

¿Cómo crees que está cambiando el consumidor de lujo?

La gente gasta cada vez menos en objetos materiales; están pasando a comprar experiencias. Por eso los retiros de yoga y otras experiencias son cada vez más populares. El lujo es también tener más tiempo para estar con otras personas. Ahora somos más individualistas o independientes y no hablamos tanto con las personas.

El concepto de lujo depende de la cultura de la persona que lo define. En tu vida y tus viajes, ¿te has encontrado diferencias en el significado de la palabra? ¿Has cruzado las fronteras del lujo?

Si, en Japón, por ejemplo, diría que el lujo es el espacio. Pero en otras partes de la sociedad, supongo que tiene que ver con las marcas, que son quienes promueven la calidad y la tradición.

Campaign for DOROTEA. Styling: Ana Murillas

“Tiene que haber calidad y no cantidad. Gastar menos pero mejor.”

Existen muchas oportunidades de crecimiento dentro del campo del lujo sostenible, pero ¿qué es lo que impulsa a las marcas a adoptar la sostenibilidad, la promesa de mayores ingresos o una preocupación genuina por el medioambiente? ¿Es eso importante si nos ayuda a progresar?

Creo que son las dos cosas. Y si al final conseguimos progresar, no importa. Espero que al menos lo hagan.

¿Qué cualidades dirías que son fundamentales en un producto, servicio o experiencia de lujo auténtico?

La gente está desarrollando un gusto más artesanal. Creo que la gente busca objetos elaborados localmente y productos con una historia detrás. Seguramente con una historia global – la gente busca cosas más auténticas, especiales, únicas. Esta es mi esperanza…la gente busca cosas hechas con amor.

Tiene que haber calidad y no cantidad. Gastar menos pero mejor.

¿Qué piensas de la idea de que el lujo se esté volviendo más accesible, de que exista una democratización del lujo?

Bueno, normalmente nos engañan. Es posible que tengas un jersey copiado de una colección de Chanel, pero después de haberlo usado una vez, no es lo mismo, no tiene calidad. Cuando digo que nos engañan, me refiero a que nos aportan una idea de lujo, pero no su calidad.

¿Podrías elegir una palabra para describir el lujo hoy en día?

Espacio

Campaign for Stradivarius. Model: Aneta Pajak, art direction: David Castillo, styling Jorge Suanzes and Sonia Peña

¿Cuál es un lujo del que no podrías prescindir?

 

No poder hacer lo que quiero hacer.

¿Cómo ves la evolución del lujo y hacia dónde se dirige?

A lo mejor aprenderemos a vivir con menos. Creo que esto es lujo - aprender a no tener miedo. Creo que estamos demasiado apegados a demasiadas cosas para ir donde debemos ir. Para ser capaces de hacer lo que nos gusta. No tengamos miedo de no estar apegados a nada.

Fotografías del estudio AdlerFresneda